Paraisos perdidos

Uno de los últimos "oasis" de Trapagaran. Ojala el día de mañana estos pinos sigan ahí. De hecho, las dos garzas blancas que estos días nos visitan se han instalado en este pequeño reducto paradisiaco. Quiero empezar con esta foto porque indica los cambios tan sustanciales que el municipio ha experimentado, lo que antes solo eran unas huertas en malas condiciones y de unos pocos , se ha canvertido en un área de esparcimiento para todo el pueblo. El viaducto más importantes es "la via franco belga".
Aunque tambien tiene un nombre alternativo: "ruta del colesterol" debido a la gran cantidad de vecinos que usamos el tan agradable camino para andar, pasear, sacar al perrillo, correr e incluso sentarte a leer un libro en uno de sus bancos.

2 comentarios:

Zazpi dijo...

No solo las garzas si no tambien los patos que nos acompañan cerca del puente

IRAKASLE dijo...

Si, estoy intentando conseguir una foto de las garzas. Si no lo hago iré a por los patos...